RSS

Hay días en que

Hay días en que el follaje orienta la furia,
desde un punto cardinal al opuesto.
Otros, la hojarasca palpita al ritmo de un corazón interno
Hoy es uno de esos días.
Las banderas se abrazan al mástil
Las canillas despliegan un océano de lunas traslúcidas
En la veterinaria los ladridos duermen la siesta
El paso de la muchacha
sonroja el oculto tañer del impasible escaparate
Y el círculo se cierra sin más indicios,
que el vacío latido de los años perdidos.
De este a oeste, de norte a sur,
los escalones son cada vez más altos.

 
Deja un comentario

Publicado por en 05/11/2016 en otra

 

Espuma que fluye

Debo proseguir por el camino que conozco.
Sucede tanto en una semana.
Todos me daban por muerto y yo no lo sabía.
Redivivo, me bañé en un mar de preguntas, y al no poder flotar, callé las respuestas.
Vuelvo…
¿A dónde?
Vuelvo, comprendan, vuelvo. No sé qué viento me trae, ¿qué necesito reclamarle al presente?
No sé, no sé.
Apocalipsis que circundas el campo donde florecen las acciones, a veces pienso; me tocará; ¡sigue ahí!, no te atrevas a destruir el mito creado.
Ideas infantiles, el desprecio morirá cuando el olvido sea la única certeza.
Pantomima descripta en mi interior, producto de emociones estériles, sólo puedo reproducir, al respirar, el agónico júbilo de estar cerca.
No alejes el tronco de la raíz, que el árbol tal vez muera.
No le quites el sol, que nunca le falte agua.
Buen viaje.
¿A qué se debe lo que escribo? No lo comprendo con exactitud…
Me gustaría remontarme y estar por sobre las dudas, desdoblarme y verme actuar, tal vez mañana, tal vez nunca.
Pero no importa, debo seguir intentándolo, aunque vuelva sin nombre, aunque el paroxismo sea el proceder y el desconsuelo el mayor aliado.
Vuelvo y no estoy seguro de seguir un camino real. De tanto verme en el pasado, vueltas y vueltas, confundo los episodios acaecidos con los imaginados.
Vuelvo y encuentro todo tan fácil que, me asusta el camino despejado.
¿Y los obstáculos de ayer?
Vuelvo y puedo ser feliz por otros. Sí, por los demás.
Me alegra la sonrisa en los rostros, en el tuyo.
Aunque, quizás, me engañe y la máscara finge.
Gestual cáscara instalada para no dejar piedra sobre piedra.
Es pronto para regresar. Increíblemente pronto.
Comprendo que, antes del nudillo en la puerta, el valor de la ansiedad es la espuma que fluye sin detenerse.
Tal vez por eso veo el camino libre, porque, ocultos, aguardan para retenerme antes de la simbiosis, piel, madera, y el sonoro toc toc.

 
Deja un comentario

Publicado por en 16/09/2016 en otra

 

Perfil de madera

Tal vez porque estoy creciendo, veo a los niños como niños.
Tal vez porque ya no me apuro, comprendo que nada es valedero y la vida sigue el cauce del “qué más da”.
Envejezco demasiado rápido y no puedo detener el deterioro.
¿Debo resignarme?
No.
Los sueños no envejecen. No cumplirlo es motivo para crear nuevos.

Perfil de madera,
Lustre seco,
Recuesta,
La cabeza
En el vientre fértil.

Baja curva
Un gran rasgo
Donde empieza profundo
El bálsamo y el goce
De tu cuerpo a mis sentidos.
Perfil de madera
Que late doble.

¡Alivio y gloria!

 
Deja un comentario

Publicado por en 23/08/2016 en otra

 
Imagen

18 de Agosto

0001

 
Deja un comentario

Publicado por en 18/08/2016 en otra

 

17 de agosto

Las hojas calendario se suceden sin saber que la culpa no existe.
Debo reconocer el error, el pecado existe en lo que no supe intuir.
He dormido más tiempo del aconsejable.
El destino que, relajando los movimientos, ayudé a consumar, no es el deseado
El único modo de cambiarlo es reviendo la filosofía del abandono.
Tengo en la mente cosas que podría decir, pero no quiero, sólo ser auténtico.
Los cuervos se acercan a tu tumba y tú, creyéndolos amigos no los espantas, te quieren cegar y yo,
pájaro de un sueño,no puedo romper las rejas que me aprisionan, que me atan a temores postizos.
No sé acercarme al blanco lecho y hoy…


Comprendo más allá del dolor…

No me asocies con el rencor,
No me asocies con ningún sentimiento,
Pájaro de un sueño, no sé cómo levantar vuelo…
Todos los que sonríen le escapan a la única certeza de la vida.
Vagabundos de un sentir, nada se realiza debajo del techo de las miradas, nada que obligue a maldecir el mal juicio.
Qué sucede que, en tan corto tiempo, descubro un sentimiento que me acerca a la verdad; el miedo…
… A las 16 horas tengo turno con el dentista.

 
Deja un comentario

Publicado por en 17/08/2016 en otra

 

9 de agosto

Nada que expresar.
¿Qué sucede a mi alrededor o dentro de mí?
Los días se van como si no existieran y, en mi encierro, no tengo tiempo para contarlos.
El monstruo que duerme no sueña, consume los segundos sin reponerlos.
No puedo articular un pensamiento, estoy en blanco. Ninguna idea me llega, ningún sentimiento real aflora.
Definitivamente es una etapa extraña de mi vida, no hallo el sendero que me saque del laberinto.
¡Estoy en blanco!
Mientras otros mueren de amor, o creen vivirlo, yo me encierro en mi caparazón y observo que la dicha muere en otros ojos, en otras manos. Estoy en blanco,
Qué difícil es representarme. Que difícil.
No interesa ni el día, ni la hora, ¡ni nada!
Aunque… Todo es, a veces, tan distinto a lo que se piensa.
¿Tristeza?… No… Hastío. ¡Eso es!
El cansancio me revuelve el estómago, no permite que alce los brazos, ni que eleve la plegaria que te nombre.

 
Deja un comentario

Publicado por en 10/08/2016 en otra

 

Agosto 8

En cada amanecer, gente indiferente cambian de parecer.
De detenernos un instante para reconocer el rol que nos toca,
Descubriríamos que la caja carmesí no guarda un regalo.
Es difícil escapar a lo que se hereda.
Imágenes de tus padres te confunden, carriles de los que no puedes huir.
Hoy he visto a la hija hecha madre.
Caminando por el fuego, el amor es un guijarro en mis zapatos.
Amo y no recuerdo el color de sus ojos.
Cuatro semanas atrás, con el temblor en la piel,
Un pájaro posó los párpados y el aliento a grama
Entre las hojas del corporal gemido,
Pero, ya de noche, se fue y no ha vuelto aún.
Descubro en otros pájaros cierta ironía en las miradas,
¿Qué es lo que saben?… ¿Qué?

Barcos de papel rumbo a la alcantarilla.
¿Hasta qué punto soy omnipotente?
Hay seres que son omnipotentes dentro de su mente, pero fracasan con el resto del mundo.
Hay otros, omnipotentes frente al universo externo, fracasan en soledad.
¿A qué viene esto? No sé en qué grupo incluirme.
Los pasos que te remontan son el acústico golpetear de mis sentidos.
Un huevo frito despierta mi apetito. Un huevo frito en tu testa.

 
Deja un comentario

Publicado por en 10/08/2016 en otra